jueves, 16 de abril de 2015

Comentario: Konton -chaos-

Konton -chaos-, es el cuarto single de The 5 -five-, los cinco singles que sacó Tsukiko para celebrar sus cinco años en el mundo de la música.

01. Konton -chaos-
02. Kabosu

Konton -chaos- 4:49
Konton -chaos-, caos, vuelve a ser de un estilo diferente al de todas las demás canciones de los singles precedentes, cosa que parece difícil ciertamente pero que Tsukiko consigue. Konton empieza ya fuerte, con ya una melodía de guitarra, percusión... todo algo estridente a decir verdad, y un poco caótico (aunque supongo que es la idea...) con un guitarreo algo lento y triste que da algo de uniformidad a la canción antes de que Tsukiko empiece a cantar. Cuando lo hace la música deja de sonar tan estridente y pasa a escucharse más el piano, sonando algo más tranquila, con Tsukiko cantando de forma lenta y pausada, con un deje triste, apenas se la escucha. La música se tranquiliza y se vuelve melancólica, pero antes del estribillo vuelve a coger fuerza pero ya no de forma caótica como antes sino que la guitarra toma el protagonismo. El estribillo es lo más fuerte y apasionado, la música sigue uniforme y Tsukiko canta de una forma acorde con el resto de la canción aunque de forma más apasionada, pero no desentona. La canción vuelve a repetirse hasta la pausa, un paréntesis en la canción con una música y un ritmo que poco tienen que ver con el resto, es más etéreo diría, aunque la guitarra de fondo vaya cogiendo fuerza a medida que avanza, para llegar de nuevo al estribillo y al final, apoteósico. Esta canción es un poco rara, la música es complicada pero es muy buena.

Kabosu 3:32
Kabosu, tiene de nuevo una traducción un poco especial pues es un tipo de cítrico, cuyo nombre científico es Citrus sphaerocarpa. En verdad su título no rima con el A-side, tal vez con la pronuncicación japonesa de chaos si... Kabosu es una canción que poco tiene que ver con la anterior, de un estilo muy diferente, como era de esperar. La música es tranquila y pausada, una especie de balada rock con una guitarra marcando la melodía triste y lenta, y un sonido como de percusión de fondo, que perdura aun cuando Tsukiko empieza a cantar de forma tranquila, bonita e infantil. La canción pasa a ser bastante alegre diría, bonita e inocente, y el estribillo pasa desapercibido, en general es bastante monótona y nada tiene que ver con las canciones de los anteriores singles. Es curiosa la mezcla de elementos, tal vez esa extraña percusión desentone un poco aunque me parece el elemento de unión del single. Ya hacia el final aparece el órgano como protagonista, unificando la música y haciéndose más fuerte hasta que todo va cesando poco a poco. Lo curioso es que no presenta 'estructura', no hay estribillo, Tsukiko canta de la misma forma todo el rato. No es de mis favoritas tampoco pero está bonita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario